Autoayuda y Autoconocimiento.

Debo tener consciencia a que:

“No lo que mis ojos ven, sino mediante por lo cual ven mis ojos;

-No lo que mis oídos oyen, sino mediante por lo cual oyen mis oídos;

-No lo que yo pienso, sino mediante por lo cual yo pienso;

-No lo que yo hablo Te ilumina, sino mediante por lo que yo hablo Me ilumino”.

Detrás de los sentidos está el testigo de ellos, el observador, el que hace posible el cambio, La Consciencia de saber cómo sucede todo.

A los Maestros espirituales se les debe llamar Guías espirituales, ya que nada se te enseña que tú ya no sepas, ellos guían para que despiertes lo que ya tienes.

Cuando leemos libros de autoayuda, son pequeñas guías con fechas de vencimiento, ya que si logras sanar algo generalmente es temporal. Lo que realmente cambiará tu vida es el autoconocimiento, es la forma única de saber quién eres y necesitas para un crecimiento permanente.

Eso es lo que los Guías espirituales hacen, mostrarnos el camino a transitar. Siempre repito al que me pregunta ¿cómo se hace para despertar? comienza por pensar, hablar y actuar como te han dicho hasta que se te haga carne, hasta que no concibas otra forma mejor de ser. No te engañes, ya te mostraron qué hacer; nadie te va a iluminar, nadie lo  hará por ti. Los ángeles te ayudan cuando ven que estás haciendo algo, cuando caes y te levantas una y otra vez hasta que finalmente te vas a estremecer al lograrlo.

Por eso: No lo que hablo te ilumina, sino mediante por lo que hablo me ilumino. Las palabras que salen de mi boca me iluminan si son buenas. Sin juicios, sin quejas, sin comparaciones, sin odio y envidia, sin apegos y necesidades. ¿Por qué el deseo no es bueno?, porque eso te hace avanzar y cuando lo logras te detienes; luego vas a buscar desear algo más para dar razón a tu existencia avanzando y el éxito te frena nuevamente; eso nunca tiene fin y la vida se te va sin saber.  Estás buscando estímulos para sentirte vivo y no buscas la razón de tu existencia.

Por eso un Maestro no puede enseñar lo que ya sabes, solo puede guiarte a que encuentres.

La autoayuda tiene fecha de vencimiento, el autoconocimiento es el camino.

Jesús dijo: “Yo soy el camino y la vida”. Debes caminar sobre sus huellas y no distraerte admirándolas.

Alfredo Zerbino

Estamos sobre el paraíso y no lo vemos.